La mente abierta es esencial para creer

Le discutí un penique a la vida,
Y la vida no me dio mas,
Por mucho que le implore a la noche
Cuando contaba mis escasos bienes.

Porque la vida es un amo justo
Qué te da lo que pides,
Pero cuando has fijado el precio,
Debes aguantar la faena.

Trabaje por un salario de jornalero
Solo pra descubrir, perplejo,
Qué cualquier paga qué hubiera pedido a la vida,
Esta
me la hubiese pagado de buen grado.

__
Gracias a mis crisis encontré mi camino en la cual se me presento mi otro yo.
Espero tu también lo encuentres.

image

Share
Categories: News.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *